• Comtes de Bell-lloc 140, Sants
  • 93 490 77 46 | Consultas por Whatsapp al 639 45 57 12
  • info@farmaciaferromauri.com
Cómo actúa la vitamina B en el dolor de espalda
29 enero 2020 - 16:11, por , en Sin categoría, Comentarios desactivados

El dolor de espalda puede variar desde un dolor sordo y constante, hasta un dolor súbito e intenso. Se considera un dolor de espalda agudo cuando aparece repentinamente y suele durar algunos días o semanas; mientras que se considera crónico cuando dura más de tres meses

El tratamiento farmacológico para el dolor de espalda suele consistir en la administración de analgésicos –para combatir el dolor– y antiinflamatorios –para disminuir la inflamación–.

Los llamados antiinflamatorios no esteroideos (AINE) están entre los fármacos más recomendados para el alivio del dolor leve o moderado.

Como su nombre indica, también tienen acción antiinflamatoria, aunque su uso prolongado puede ocasionar trastornos gastrointestinales como irritación estomacal, úlceras, acidez estomacal, diarrea, retención de líquidos y, en casos raros, disfunción renal y enfermedad cardiovascular.

Cuanto más tiempo se utilizan los AINE, mayor es la probabilidad de que se presenten los efectos secundarios. Entre los más utilizados están el ibuprofeno, el ketoprofeno, el naproxeno y el diclofenaco.

Para combatir el dolor de espalda también se emplean otros tipos de fármacos que contribuyen a la solución del problema de manera suplementaria; son los que se conocen como tratamientos coadyuvantes.

En el caso del dolor de espalda, los tratamientos farmacológicos suplementarios más habituales son los relajantes musculares y las vitaminas, así como los antidepresivos y los anticonvulsionantes (aquellos que alivian el daño a los nervios que causa dolor) en los casos crónicos.

El complejo vitamínico B1-B6-B12 ha demostrado ser útil como refuerzo del tratamiento antiinflamatorio del dolor de espalda. En varios estudios se ha demostrado que cuando se toma este complejo vitamínico junto con el AINE se potencia el efecto del AINE, con lo que se disminuye la intensidad del dolor y se acelera la recuperación.

Concretamente, el tratamiento combinado de AINE y el complejo vitamínico B1-B6-B12 consigue casi el doble de pacientes recuperados de la incapacidad laboral después de una semana del tratamiento, cuando los comparamos con pacientes que se han tratado solo con el AINE.

Estas ventajas permiten disminuir la dosis y la duración del tratamiento con el AINE en los pacientes, por lo que también se reducirá la aparición de efectos secundarios debidos a la toma de esta medicación.

Esta combinación de vitaminas (B1, B6 y B12) ejerce su acción a nivel de sistema nervioso, participa en el metabolismo de hidratos de carbono, proteínas, grasas, diversos aminoácidos esenciales y neurotransmisores, modula la acción de ciertas hormonas, participa en la síntesis de mielina y es necesaria para la hematopoyesis (formación y desarrollo de células sanguíneas) y para la integridad del sistema nervioso.

 

Artículo cedido por El Club de la Farmacia

Sobre el autor

Los comentarios están cerrados aquí.