• Comtes de Bell-lloc 140, Sants
  • 93 490 77 46 | Consultas por Whatsapp al 639 45 57 12
  • info@farmaciaferromauri.com
Recomendaciones para el dolor de espalda: Artículo cedido por El Club de la Farmacia
19 agosto 2019 - 12:30, por , en Sin categoría, Comentarios desactivados

El dolor de espalda puede aparecer de repente, después de un golpe o de levantar objetos pesados. Se puede originar en la propia columna vertebral o en las estructuras asociadas a ella (músculos, ligamentos), o bien se puede comprimir alguna raíz nerviosa y generar un dolor llamado neuropático, como en el caso de la ciática.

 

Según la región a la que afecte el dolor de espalda puede ser:
  • Cervical.
  • Dorsal.
  • Lumbar.

 

Cualquier persona puede padecerlo, aunque hay factores de riesgo que tienden a empeorarlo como: la edad, llevar una vida muy sedentaria, realizar trabajos pesados, el sobrepeso o tener otras enfermedades (artritis o cáncer).

 

La prevención del dolor está basada en consejos posturales:
  • Cuando nos sentamos, debemos estar erguidos, pero evitando la tensión, y ajustar la silla y el puesto de trabajo para estar cómodos.
  • Tanto de pie como sentados, no conviene permanecer mucho tiempo en la misma postura para no sobrecargar la columna.
  • Hacer ejercicio aeróbico: andar, nadar o montar en bicicleta y complementarlo con ejercicios para estirar y fortalecer la musculatura –yoga o pilates, por ejemplo– nos ayudará a prevenir lesiones.
  • Vigilar la postura mientras levantamos una carga, manteniendo la espalda recta y haciendo fuerza con el abdomen y con los músculos de las piernas.
  • Para alcanzar objetos en alto, es mejor usar una escalera en lugar de estirarnos.
  • Para dormir, es aconsejable usar un soporte duro y buscar una postura que permita una curvatura natural de la columna.
  • La alimentación es muy relevante para mantener las estructuras en buena salud.

 

 

Las vitaminas del grupo B ayudan al buen funcionamiento del sistema nervioso, por lo que pueden contribuir a paliar el origen del dolor, a mejorar la movilidad y a acelerar la recuperación. Además de cuidar que no haya carencias vitamínicas, cuando ya hay dolor instaurado, se puede aplicar frío con hielo envuelto en una toalla durante 10-15 minutos y a continuación poner una crema antiinflamatoria en la región afectada con un masaje.

 

En el caso del dolor lumbar o lumbalgia, podemos sentir cierto alivio aplicando calor en lugar de frío. En cualquier caso, este será de intensidad leve y por un tiempo breve (5-10 minutos). Hay pomadas que ayudan a calmar la inflamación y generan una sensación de frío o de calor para potenciar el alivio.

 

El reposo solo se recomienda si el dolor es muy intenso y deberá ser lo más breve posible. Lo ideal es ponerse en movimiento y retomar las actividades cotidianas para acelerar la recuperación y evitar que el problema se convierta en crónico. Y recuerda que mantenerte activo, saludable y sin dolor depende mucho de ti.

 

 

 

Autor: Redacción del Club de la Farmacia

 

Referencias:

Web No hay dolor – Cómo aliviar el dolor y reducir la lesión e inflamación

Farmaficha sobre Lumbalgia disponible en el Club de la Farmacia

Puntuación
Sobre el autor

Los comentarios están cerrados aquí.